20/05/2009 | Actualidad > AsiaMedia
Forman una extraña y complementaria pareja. Si el actual y próximo primer ministro, Manmohan Singh, aporta su experiencia y sabiduría para el Gobierno de India, el joven heredero Rahul Gandhi ha puesto gran parte de los votos sobre la mesa en la victoria más sólida del Partido del Congreso desde 1991. El Congreso, partido que luchó por la independencia de India y que ha estado cinco décadas en el poder, vuelve a dirigir el gigante asiático gracias a la savia nueva de la dinastía Gandhi. Aunque muchos en el país critican a una formación cuyo fuerte es una estirpe política, lo innegable es que la última generación Gandhi/Nehru ha logrado atraer a nuevos votantes

Forman una extraña y complementaria pareja. Si el actual y próximo primer ministro, Manmohan Singh, aporta su experiencia y sabiduría para el Gobierno de India, el joven heredero Rahul Gandhi ha puesto gran parte de los votos sobre la mesa en la victoria más sólida del Partido del Congreso desde 1991. El Congreso, partido que luchó por la independencia de India y que ha estado cinco décadas en el poder, vuelve a dirigir el gigante asiático gracias a la savia nueva de la dinastía Gandhi. Aunque muchos en el país critican a una formación cuyo fuerte es una estirpe política, lo innegable es que la última generación Gandhi/Nehru ha logrado atraer a nuevos votantes.

Leer artículo completo en: