02/04/2020 | Actualidad
El especialista en lengua y cultura persa, Alfred G. Kavanagh, es el autor de esta serie de píldoras de conocimiento sobre Irán que nos irá ofreciendo cada semana en el contexto de este período de confinamiento. Nuestro experto empieza con una aproximación a una de las voces femeninas más representativas de la literatura persa: Forugh Farrojzad

Los cinco mil años de civilización indo-irania resultarían inabarcables incluso si consiguiéramos reunir en una sala a los especialistas más cualificados de cada periodo. Sin embargo, cada uno de los elementos de la cultura persa nos muestra como la parte participa del todo; quien contempla una miniatura persa descubre que además de los aspectos estéticos hay una compleja simbología que le permite comprender la relación entre los personajes, sus gestos y los versos elegidos por el artista. Ninguna mirada agota los múltiples recorridos de ese espacio interiorizado y cada lector/espectador disfrutará de un viaje único, el suyo personal en ese bazar de la existencia, donde prácticamente todas las formas religiosas, políticas y artísticas se han ensayado a lo largo de la historia.

Durante este periodo de confinamiento a causa del COVID-19, Alfred G. Kavanagh nos acompañará virtualmente cada semana, con diversas propuestas de lectura que abarcarán tanto el Irán antiguo preislámico, el periodo clásico de la literatura persa y la literatura de vanguardia. En todos los casos, ha seleccionado textos que estén disponibles en español. De cada obra, incluirá una breve introducción y una separata con más información contextualizada.

¿Persia o Irán?

Inicialmente, Irán se denominaba aīrānā, literalmente la tierra de los arios, de donde procede el nombre de Irán, los aqueménidas fundadores del gran imperio Persa, procedentes de la región de Fars, utilizaron el término Persia, hasta que 2.600 años después en 1935, el Sha decretó la vuelta al nombre de Irán y en 1979 se proclamó la República Islámica de Irán. Limitar nuestra visión de Irán a los acontecimientos que se produjeron a partir de 1953 cuando el Sha volvió al poder mediante un golpe de estado urdido por el gobierno de Estados Unidos o al radical proceso de islamización llevado a cabo por el Ayatolá Khomeīnī tras la creación de la República Islámica de Irán en 1979, sería muy simplista. De hecho, la aparición del Islam y la conquista de Irán por los árabes hacia el año 650 de nuestra era divide convenientemente su historia en dos periodos, la fundación del gran imperio persa por las tribus arias 1.500 años antes, el periodo pre-islámico de Irán, y los catorce siglos siguientes en los que Irán adaptó el Islam a su propia cosmovisión mediante un ambicioso programa religioso-político conocido como el chiismo. Y mil quinientos años antes de la fundación del imperio persa, los sumerios, acadios, elamitas, asirios y babilonios habían cautivado a los viajeros del mundo antiguo por el refinamiento y esplendor político, cultural y religioso de sus civilizaciones.

Píldoras de conocimiento

Forūgh Farrokhzād, una hada en la profundidad de la noche

La mística persa y la luz primordial: Sohravardi y reseña

Primera embajada española a Persia

La primera cuarentena de la historia: la sabiduría perenne y sus enseñanzas para el siglo XXI

El cine iraní

El jardín persa