18/02/2009 | Actualidad > AsiaMedia
Corea del Sur es uno de los países que han sufrido un conjunto de transformaciones políticas, sociales, culturales y demográficas más importantes de los últimos años. El resultado es una sociedad que podemos considerar moderna y adaptada a las exigencias y a los nuevos retos de la globalización. Muchas de estas transformaciones, precisamente, se han debido a una progresiva adaptación a los factores internacionales. Por otro lado, Corea del Sur sigue siendo una sociedad que quiere mantener algunos de los rasgos fundamentales de su tradición e identidad. Este artículo se presenta como un estudio exhaustivo de las transformaciones y los cambios a los que ha tenido que hacer frente la sociedad surcoreana, que se ha visto abocada a entrar completamente en la vía de la modernización sin que ello implique, necesariamente, su occidentalización

Corea del Sur es uno de los países que han sufrido un conjunto de transformaciones políticas, sociales, culturales y demográficas más importantes de los últimos años. El resultado es una sociedad que podemos considerar moderna y adaptada a las exigencias y a los nuevos retos de la globalización. Muchas de estas transformaciones, precisamente, se han debido a una progresiva adaptación a los factores internacionales. Por otro lado, Corea del Sur sigue siendo una sociedad que quiere mantener algunos de los rasgos fundamentales de su tradición e identidad. Este artículo se presenta como un estudio exhaustivo de las transformaciones y los cambios a los que ha tenido que hacer frente la sociedad surcoreana, que se ha visto abocada a entrar completamente en la vía de la modernización sin que ello implique, necesariamente, su occidentalización.

Leer el artículo completo de Jaume Giné, Profesor asociado de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona y Profesor asociado de la Facultad de Derecho de ESADE, en este enlace: