29/10/2009 | Actualidad > AsiaMedia
El presidente Lee Myung-bak llevó a cabo, los días 20 al 23 de octubre, su primera visita oficial a Vietnam y Camboya antes de asistir en Tailandia a las cumbres de ASEAN celebradas los días 24 y 25 de octubre

El presidente Lee Myung-bak llevó a cabo, los días 20 al 23 de octubre, su primera visita oficial a Vietnam y Camboya antes de asistir en Tailandia a las cumbres de ASEAN celebradas los días 24 y 25 de octubre.

Vietnam es una de las nuevas economías emergentes de Asia con una población muy joven de casi 90 millones de habitantes. El Partido Comunista vietnamita (PCV) impulsó en 1986 un proceso gradual de reformas económicas y de apertura al exterior (la ‘Doi Moi’), siguiendo el modelo chino de constituir ‘una economía socialista de mercado pero sin pluralismo político’. En los últimos años ha logrado unos altos niveles de crecimiento económico. El sur del país y especialmente Ciudad Ho Chi Minh, la ex Saigón, sigue siendo la gran locomotora económica de Vietnam. El país se incorporó a la ASEAN en 1995 y a la OMC en 2007 y ha atraído a los inversores extranjeros a un país que cuenta con una población muy joven y bien cualificada y un coste de la mano de obra muy inferior al chino.

Vietnam ha ido sorteando la crisis económica global. Las exportaciones bajaron un 14% en los primeros ocho meses del año, un porcentaje inferior a las caídas sufridas por otros países asiáticos. El gobierno aprobó un Plan de estímulo fiscal para mantener el dinamismo de la economía y mantener el empleo, si bien tales medidas han provocado, según el Banco Asiático de Desarrollo (ADB) un fuerte aumento del déficit fiscal (del 4,1 % del PIB en 2008 al 10,3 % en 2009) y una disminución del nivel de reservas de divisas (de 23 billones $ en 2008 a 17,3 billones $ en junio de 2009). De todos modos, Credit Suisse pronosticaba un crecimiento del PIB de 5,3 5 en 2009 y un 8,5 % en 2010.
Sin embargo, el país crece rápido pero de manera desigual y la corrupción está aún presente en vida pública. Vietnam ocupa el 116º lugar en la lista de 182 estados en el Índice de Desarrollo Humano del PNUD 2009.

Las relaciones políticas entre Corea del Sur y Vietnam se han visto afectadas por la participación surcoreana en la Guerra de Vietnam durante siete años (desde 1965 hasta su retirada en 1972) como aliados de los EEUU. En plena guerra fría, los estadounidenses aseguraban a su vez la soberanía surcoreana frente a la amenaza militar de Corea del Norte. Más de 3.000 soldados perdieron la vida y otros 8.000 fueron heridos en Vietnam. Aunque ambos países restablecieron sus relaciones diplomáticas en 1992, aquel capítulo del enfrentamiento militar aun no se ha borrado en la memoria vietnamita. Dos semanas antes del inicio del viaje de tres días del presidente a Vietnam, las autoridades de este país manifestaron sus quejas por un proyecto de Ley surcoreano, hecho público el 9 de septiembre, que va a otorgar a los veteranos que participaron en la guerra vietnamita los mismos reconocimientos y derechos que a los veteranos de la guerra de Corea (1950-1953). La cuestión se suavizó tras una rápida visita del ministro de Asuntos Exteriores Yu Myung-hwan a Hanoi el 11 de octubre.

Lee Myung-bak salió hacia Hanoi el 20 de octubre. Se entrevistó con el presidente vietnamita Nguyen Minth Triet, con el primer ministro Nguyen Tan Dung y con el secretario general del PCV Nong Duc Manh. Mas allá de algunas discrepancias políticas puntuales, las relaciones bilaterales económicas y comerciales han crecido mucho en la última década, especialmente desde que Seúl firmó en 2007 un primer acuerdo de libre comercio o FTA sobre mercancías con la ASEAN. Vietnam es el 12º socio comercial de Corea del Sur y esta es el 6º socio comercial de Vietnam. El comercio bilateral alcanzó los 9,8 billones $ en 2008, 20 veces más que los 490 millones $ en 1992. Por otro lado, Corea del Sur es el 2ª país inversor con la presencia de sus grandes empresas, como Samsumg Electronics que cuenta con una fábrica de teléfonos móviles que produce 15 millones de aparatos mensuales y da empleo a 2.000 obreros. El país recibe de Seúl una cuantiosa ayuda oficial al desarrollo (ODA).

Ahora, ambos países pretenden ampliar el nivel cualitativo y cuantitativo de las relaciones bilaterales, pasando del ‘comprehensive partership’ establecido en 2001 al ‘Strategic cooperative partnership’ que permita abarcar más ámbitos de cooperación, desde el económico y comercial al social y cultural. El presidente Lee Myung-bak se comprometió a reconocer a Vietnam el status de ‘economía de mercado’ e incluso a constituir el año próximo un grupo de trabajo que estudie la posibilidad de negociar un acuerdo de libre comercio o FTA entre ambos países. Seúl desea posicionarse con decisión en el creciente mercado vietnamita y competir con la fuerte presencia de otros competidores asiáticos como Japón y China. Esto explica que durante la visita se firmaron hasta 11 Memorandums of Understanding que hacían referencia a posibles proyectos de inversión en infraestructuras, telecomunicaciones, desarrollo de recursos, etc. Varios conglomerados empresariales surcoreanos están muy interesados en entrar o ampliar sus inversiones en VIETNAM como son POSCO, Kumho Asiana, Lotte Group, SK Energy, Namkwang Engineering & Construction. En el ámbito comercial se pretende doblar el comercio bilateral desde los 9,8 billones $ en 2008 para alcanzar los 20 billones $ en 2015.

También se quieren mejorar las relaciones sociales y culturales. Más de 80.000 surcoreanos residen en Vietnam y casi 90.000 vietnamitas viven en Corea del Sur, entre las cuales destacan las 40.000 mujeres vietnamitas que se han casado con surcoreanos. Asimismo la influencia cultural ‘la Korean Wawe’ conocida como ‘Hayllu’ esta cada vez más presente entre los gustos vietnamitas.

En el ámbito político ambos países acordaron promover un diálogo estratégico para cooperar en los sectores de seguridad y defensa. Lee Myung-bak pidió el apoyo vietnamita en relación al proceso de negociación del Grupo de los Seis para lograr la desnuclearización de Corea del Norte. Vietnam, al igual que China, mantiene unas relaciones muy fluidas con Pyongyang.

Con la ‘New Asia Initiative’, Corea del Sur se vuelca hacia Asia. Esta región representa el 48 %de su comercio exterior, el 53 % de las inversiones extranjeras y el 47 % de su Ayuda Oficial al Desarrollo. En Asia vive el 52 % de la población mundial y la quinta parte del PIB mundial, porcentaje este último que se incrementará en las próximas décadas. Y dentro de la ASEAN, Corea del Sur quiere apostar por Vietnam. Incluso esta considerando la conveniencia de que pueda asistir como invitado especial a la cumbre del G20 que, organizada y presidida por Corea del Sur, se celebrará en Seúl en noviembre de 2010.

Jaume Giné Daví, profesor asociado de la Facultad de Derecho de ESADE. Investigador asociado al IGADI

Artículo publicado en: