08/01/2009 | Actualidad > AsiaMedia
En el transcurso de tan solo una década, Kazajstán se ha convertido en el segundo mayor socio de China después de Rusia en el espacio post-soviético. Las relaciones económicas entre Astana y Beijing estan caracterizadas por un considerable desequilibrio de poder que es motivo de preocupación en algunos círculos de políticos y expertos en Kazajstán, mientras que la tremenda oportunidad de desarrollo ofrecida por la proximidad de China trae la esperanza de que el país podría ser sacado de la crisis que siguió a la disolución de la Unión Soviética

En el transcurso de tan solo una década, Kazajstán se ha convertido en el segundo mayor socio de China despues de Rusia en el espacio post-soviético. Las relaciones económicas entre Astana y Beijing estan caracterizadas por un considerable desequilibrio de poder que es motivo de preocupación en algunos círculos de políticos y expertos en Kazajstán, mientras que la tremenda oportunidad de desarrollo ofrecida por la proximidad de China trae la esperanza de que el pais podria ser sacado de la crisis que siguió a la disolución de la Unión Soviética.

Lee el artículo completo aquí

Artículo cedido por