07/10/2008 | Actualidad > AsiaMedia
El Director de Programas Económicos y de Cooperación de Casa Asia acaba de moderar el I Congreso Internacional de Turismo Asiático
En una gran urbe como podría ser Barcelona o Madrid resulta fácil toparte con un turista asiático fotografiando, por ejemplo, un monumento de gran interés arquitectónico. Devoradores de la cultura urbana y modernista, los turistas que provienen de países asiáticos tienen un poder adquisitivo superior a los europeos y se alejan del típico turismo barato de «sol y playa». Por este motivo el sector turístico está especialmente interesado en atraer a este tipo de turismo. Asia, con más del cincuenta por ciento de la población mundial, se ha convertido, gracias a su vertiginoso desarrollo, en el principal motor de crecimiento del sector turístico. Así nos lo cuenta Amadeo Jensana que acaba de participar en el I Congreso Internacional de Turismo Asiático

El Director de Programas Económicos y de Cooperación de Casa Asia acaba de moderar el I Congreso Internacional de Turismo Asiático

En una gran urbe como podría ser Barcelona o Madrid resulta fácil toparte con un turista asiático fotografiando, por ejemplo, un monumento de gran interés arquitectónico. Devoradores de la cultura urbana y modernista, los turistas que provienen de países asiáticos tienen un poder adquisitivo superior a los europeos y se alejan del típico turismo barato de «sol y playa». Por este motivo el sector turístico está especialmente interesado en atraer a este tipo de turismo. Asia, con más del cincuenta por ciento de la población mundial, se ha convertido, gracias a su vertiginoso desarrollo, en el principal motor de crecimiento del sector turístico. Así nos lo cuenta Amadeo Jensana que acaba de participar en el I Congreso Internacional de Turismo Asiático.

Creo que todos nos hemos dado cuenta de la creciente presencia de turistas asiáticos en nuestro país.
Desde luego. Se trata de un turismo en plena expansión y por eso acabamos de celebrar un congreso para hablar exclusivamente del turismo asiático. Se trata del primer acontecimiento europeo con estas características.

¿De qué países provienen mayoritariamente estos turistas?
De Japón, sin duda. Más de doscientos mil japoneses visitan España cada año. Luego existe un turismo emergente que proviene de China e India, y otro grupo bastante importante que proviene de regiones más pequeñas como Hong Kong, Singapur y Corea.

¿Cuáles son los destinos españoles favoritos?
Madrid y Barcelona en primer lugar. Andalucía, con ciudades como Sevilla y Granada, también suele ser una opción atractiva. El turista asiático comparte unos rasgos muy determinados: tiene un interés por la cultura, la arquitectura, los museos y las compras de lujo. Prefiere las grandes ciudades al buen tiempo y las playas.

Un Congreso para hablar exclusivamente de este turismo, ¿qué lo convierte en un fenómeno tan interesante?
Dos razones. La primera y más importantes es que el gasto de un turista asiático es el doble que el de un turista europeo. Buscan hoteles de una cierta categoría y gastan mucho dinero en restaurantes y compras de lujo. Dejan dinero aquí y son muy interesantes para la economía. La segunda razón es por el tipo de turismo que llevan a cabo que al ser más cultural se alejan del típico extranjero que busca «sol y playa».

En Europa, ¿qué destinos prefieren?
En Europa viajan a las grandes capitales. París es el primer destino con diferencia. Londres está tambien entre los primeros puestos. En este congreso hemos tenido representantes de ambas nacionalidades que nos han explicado su estrategia.

En el ranking europeo, ¿dónde se sitúa España?
Estimo que estaríamos en el número 8 o 9.

¿Cuáles son los objetivos del congreso que acaba de celebrarse en Casa Asia?
Por un lado, informar a todo el sector, desde hoteles a tour operadores, de cuáles son los requisitos que demandan este tipo de clientes. Hay que adaptar la oferta a la demanda. El segundo objetivo es analizar las dificultades que aún presenta nuestro país por no estar suficientemente preparado para acoger turistas asiáticos. Y el tercero sería cómo afrontar las necesidades de estos clientes. Estos dos días hemos analizado la situación para saber que hay que hacer para atraer este tipo de turismo.

¿Y cuáles serían las dificultades que aún presenta España?
Por ejemplo, la mala conexión aérea o el trámite de visados. Otro problema es que el sector es aún poco consciente de la necesidad que existe para adaptar su oferta al cliente asiático. Somos aún un destino poco conocido dentro de Europa.

¿Qué hay que hacer?
Los primero es conseguir más vuelos y que sean rentables, sino las compañías aéreas no podrán hacerse cargo. Para conseguirlo hay que centrarse también en que se creen más negocios en Asia. Lo que da más beneficio a las líneas es, en muchas ocasiones, la clase «business». Luego hay que incrementar el número de guías que hablen japonés o chino, que la información esté escrita en chino o japonés, incluir comida asiática en los restaurantes de los hoteles, etc.

¿Cómo ha afectado la crisis al turismo asiático?
Aún no tenemos cifras suficientes pero pienso que la crisis no ha afectado tanto a este sector como a otros. La crisis ha afectado enormemente a Estados Unidos y Europa pero países como China o India no hacen más que crecer. En una época de crisis tendríamos que potenciar sectores como el turismo que no están tan afectados frente a otros, como la construcción, que sí ha registrado grandes pérdidas. Un turismo más sofisticado con más poder adquisitivo puede ser una de las soluciones a la crisis económica.

Entrevista publicada en