Diálogo 3. Cine de autor

Tanto en el ámbito de las ciencias sociales como en el de la cultura, se suele recurrir al concepto de ortopraxis para definir el medio hinduista, un ámbito socio-religioso regido en contraposición a sistemas religiosos dirigidos desde la ortodoxia. Práctica e instinto contra reglas y dogmas dictados de antemano.

A la hora de afrontar el cine indio, y por deformación profesional el fantastique, me gusta pensar en un magma, una constelación de subgéneros, unidos por ese concepto de ortopraxis ejercido por sus cineastas. Un recto actuar guiado por el instinto cinematográfico, por el impulso, por aquello que se considera que es correcto para mayor gloria del cine. De hecho, el concepto de masala movie, siempre ligado a Bollywood, es efectivamente una salsa de influencias ligada con un afinado instinto para el entretenimiento.

En India el dogma fílmico es irrelevante. Sus artesanos se mueven por esa conciencia del obrar correctamente guiados instintivamente por unos usos y costumbres (convertidos en gustos y modas) atrincherados en el imaginario popular y no escritos por una elite intelectual aislada. Todo ello se hace aún más palpable en el género cinematográfico más autentico de todos, el más próximo al subconsciente, por lo tanto, a la verdad: el fantástico. Si a la tradición mitológico-religiosa del hinduismo con sus miles de deidades, muchas de ellas crueles y sanguinarias, se le añade la tradición musulmana, y la influencia cristiana de los misioneros católicos portugueses y los colonizadores británicos anglicanos, da como resultado la cinematografía fantástica más colorida del planeta.

Todas esas características anteriores son aplicables al cine fantástico español. Su desarrollo y auge comercial proviene de una industria basada en la ortopraxis, en contraposición con la ortodoxia. No existe una elite o una escuela de cine que guíe ese movimiento. La corriente comercial va del brazo de jóvenes directores y los productores más osados; mucho más cercano al concepto de artesano que al de auteur, o cineasta oficial. El éxito se basa en la intuición y la experiencia, no en el estudio sesudo y la autocomplacencia. Es destacable a su vez que ambas cinematografías han sido excelentes cuando se han dejado influenciar por la tradición nativa, más que cuando han generado la mera copia de los modelos occidentales o, últimamente, del terror oriental procedente de Japón y Hong Kong. Así y todo, es al colisionar ambas tradiciones del fantastique cuando se consigue alcanzar el Nirvana, tanto en el fantaterrorífico subcontinental como en el peninsular.

Lo anterior quedó claro en sus dos momentos de máximo esplendor. El cine fantástico indio durante las décadas de 1970 y 1980. El cine fantástico español durante los años de 1960 y 1970. Ahora las dos cinematografías se encuentran de nuevo en su apogeo. Es cierto que son dos ámbitos tan distintos como lo son sus culturas. No obstante, comparten una serie de puntos comunes que las hacen fascinantes y mucho más próximas en espíritu de lo que podría parecer a primera vista:

-El cine fantástico en los dos estados triunfa artísticamente cuando incorpora elementos de su propia cultura y/o folklore popular.

-El avance de las cinematografías india y española en general, y en el ámbito fantástico en particular, ha sido fruto de trabajo de productores visionarios que actuaron como demiurgos de un universo cinematográfico innovador en lo empresarial y lo artístico. En India fueron los hermanos Anand de los estudios Navketan, y los también hermanos Tusi y Shyam Ramsay, con el relevo posterior de Ramgopal Varma y otros contemporáneos. En España, la familia Balcázar de antaño, sustituidos después por Julio y Carlos Fernández en Filmax, Joaquin Padró y Mar Targarona en Rodar & Rodar, o la juventud de Enrique LópezLavigne, Adrián Guerra y su Nostromo Pictures, Escándalo Films o Morena Films.

-Actualmente, el revival del cine fantástico y de terror tanto en España como en India viene junto a un impulso industrial independiente, muy arraigado en ambos países. El boom del terror español desde principios de 2000 es muy similar al despegue del fantástico desi, con sus superhéroes de acción de finales de la década anterior. Ambos son producto de una alianza entre el talento y la industria.

-La normalización del 3D en el panorama de las producciones en la India y el estado español es otro nexo importante. La consolidación de este formato como medio de creación y exhibición está al nivel de las primeras economías mundiales.

-En ambos países, los festivales, con una fuerte apuesta por parte de los gobiernos estatales y regionales, han tenido un papel fundamental en la promoción de su cine y sus autores. Aún más desde los festivales especializados. Más concretamente, cabe destacar el rol especial de los festivales de cine infantil y juvenil en la India o los de cine fantástico en España.

-Una sinergia importante se da en el campo de las coproducciones y servicios de producción. Cada vez es más común que las grandes compañías indias rueden en España, siendo su último ejemplo la exitosa Zindagi Na Milegi Dobara de la directora Zoya Katar.

Otro punto en común entre el cine de India y el procedente del Estado español es que ambos poseen un look perfectamente identificable. En el caso español, un cine fantástico de moda y exportable que es inmediatamente identificado como tal por el público, los compradores y los distribuidores. Afianzado en los mercados internacionales como producto de calidad y gran potencial comercial. El cine indio es actualmente identificado por su vertiente más colorista, tanto en el fantástico como en el general. Primero Bollywood, y después Delhiwood, Kollywood y Tollywood, se han ido abriendo camino en el ámbito internacional. El cine fantástico del subcontinente, como el de gánsters o la comedia musical, tienen ya un look único identificable; profesional, rico, esplendoroso, exuberante. El siguiente paso será que los contenidos se coloquen a la altura de su espectacular factura técnica y artística. Ya están llegando de la mano de jóvenes talentos mejores historias, nuevas ideas que llenarán de contenido las imágenes en movimiento procedentes de la industria cinematográfica de la India.

Por lo tanto pido a los cineastas indios que disfruten de las obras de los excelentes directores españoles y que se fijen en la dinámica industrial que ha convertido España en un talent hub utilizado por los agentes de las principales compañías de Hollywood para alimentar la maquinaria de la meca del cine. Y desde aquí hago una llamada a los aficionados españoles que permitan entrar en sus vidas, más allá del Bollywood que ya empezamos a conocer, a bellos y misteriosos conceptos del fantastique indio, y que palabras como Bhoot (fantasma, o aquél que fue), Aatma (alma en pena), Mahal, (mansión) formen parte también de nuestro universo fantástico...

Mike Hostench
Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges

Kike Maíllo

Nació en Barcelona. En 1994 inició sus estudios cinematográficos en la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Catalunya, uno de los centros de estudios cinematográficos más prestigiosos del sur de Europa.

Allí se gradúa en la especialidad de Dirección Cinematográfica con el cortometraje Las cabras de Freud (1999), protagonizado por Tristán Ulloa.

A partir de aquí empieza su andadura publicitaria, primero, como ayudante de dirección para la productora publicitaria Errecerre y, más tarde, como creativo y realizador en el marco de la pequeña compañía Kikeyluis fundada junto a Lluis Segura, también creativo y realizador. Desarrollan campañas publicitarias para festivales de cine como Curtficcions, Base Film Festival o empresas de carácter cultural como Universitat de Barcelona, La Filmoteca de Catalunya o El Mercat de les Flors, piezas que buscan la emoción en un corto espacio de tiempo y que han sido acreedoras de importantes premios.

Paralelamente, escribe y dirige su segundo cortometraje, Los perros de Pavlov que estrena a finales de 2003, en Barcelona. Se trata de un relato narrado a cinco voces protagonizado por Andrés Gertrúdix y Marta Larralde. Este cortometraje participa en más de cuarenta festivales y recibe dos decenas de premios entre los que destacan los conseguidos en el Festival de Alcalá de Henares, Mecal y el Festival de Múnich. A partir del año 2006 dirige diversos videoclips, entre ellos para Pastora Soler, El Lanqui o Manos de Topo.

En la actualidad dirige la serie de animación Arròs covat producida por Escándalo Films y Televisió de Catalunya, así como su primer largometraje: EVA, la primera película de robots española, estrenada el 28 de octubre de 2011.

Raj Kumar Gupta

Raj Kumar gupta es un guionista y director indio cuyas películas le han dado un nombre dentro de la escena del cine Bollywood.

Raj Kumar Gupta es un joven cineasta y guionista indio nacido en 1977. Cursó estudios superiores de comercio en la Universidad de Delhi y, posteriormente, obtuvo el título de Diplomado en Producción de Cine y Televisión por el Instituto Xavier de Comunicación.

Comenzó su carrera como director asociado de Anurag Kashyap en películas como Black Friday (2004) y No Smoking (2007). Como director y guionista, es conocido por su aclamado debut Aamir (2008), una película que ha marcado una nueva época en el cine hindi. Este trabajo ha sido seguido por No one Killed Jessica (basada en el asesinato de la modelo Jessica Lal el 29 de abril de 1999, caso real que sacudió al país hace una década), una de las pocas películas que este año ha recibido críticas magníficas tanto del público como de la crítica. También ha escrito la película hindi Barah Aana, dirigida por Raja Menon.

Moderador: Mike Hostench

Nacido en Barcelona, ha residido en distintos períodos en los Estados Unidos e Inglaterra. Su carrera profesional ha estado desde siempre relacionada con el mundo del cine. Primero en el ámbito distribución, en compañías como Virgin y Gorgon Vídeo, y posteriormente dentro del mundo de los festivales y la producción cinematográfica. Mike Hostench es socio de Level Five Consulting, compañía dedicada a la consultoría sobre adquisición de derechos, escritura de guiones, y también la organización de festivales cinematográficos. Asimismo, es socio fundador de la productora White Noise, de reciente creación y con tres largometrajes de coproducción internacional en marcha.

Actualmente combina la producción de cine con el cargo de subdirector de Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, y el de codirector de Casa Asia Film Week-Barcelona. Mike Hostench es, asimismo, autor de varios libros sobre el género fantástico y cine asiático. Entre sus últimas aportaciones destacaría el capítulo sobre cine fantástico de India y Pakistán incluido en el libro Cine Fantástico 100% Asia, editado por Fancine-Universidad de Málaga.