13/05/2020 | Actividades > Formación

¿Cómo piensan los japoneses? Pregunta incorrecta. Los japoneses no son todos iguales, los japoneses son –como pasa con la gente de cualquier lugar del mundo– individuos distintos, autónomos y únicos. Pero sí comparten un bagaje cultural fruto de siglos de poso religioso, filosófico, ideológico. Y ese bagaje cultural compartido, obviamente, tiene un impacto en el pensamiento y el comportamiento de su sociedad y de los miembros que la componen.

Así, aunque hay que huir de ideas del estilo “los japoneses son…” o “los japoneses piensan que…”, sí podríamos llegar a aproximarnos a los motivos por los que “los japoneses son como sean y piensan como piensan”. Eso es lo que intentaremos en estas cuatro sesiones. Para ello, retrocederemos primero unos cuantos siglos en la historia japonesa para ver los principales cimientos de su pensamiento, su forma de ver y entender el mundo. Después, repasaremos algunos de los movimientos específicos que han ido construyendo su discurso sobre esos cimientos. Y, finalmente, contemplaremos la parte visible de esa construcción, la fachada de ese pensamiento, intentando adivinar en ella la estructura que antes hemos ido viendo crecer.

1ª sesión: EL SINTOÍSMO, LA BASE DEL PENSAMIENTO JAPONÉS

En esta sesión nos proponemos el desafiante reto de acercarnos al sintoísmo. Es la religión propia y exclusiva –en el sentido de que no existe en ningún otro país– de Japón, tan antigua como los japoneses, ambiguamente simple, única pero parecida a la de otros lugares y momentos, difícil de definir, fácil de entender, o no, pero indisociable del ADN japonés, si es que este existe.

2ª sesión: EL BUDISMO Y OTROS PENSAMIENTOS ADOPTADOS

Casi todos los japoneses son sintoístas, casi todos los japoneses son budistas. El budismo no es una religión de origen japonés pero lleva unos mil quinientos años instalado en Japón, adaptándose a su cultura e influyendo sobre ella al mismo tiempo. El confucianismo también llegó de fuera, y aunque tuvo su mayor influencia sobre la sociedad japonesa mucho más tarde y durante mucho menos tiempo, lo hizo en un momento más reciente, así que es fácilmente visible aún hoy día. Incluso en cristianismo ha intentado, con poca fortuna, dejar su huella en Japón. En esta sesión veremos cómo estas ideologías forman parte, o no, de la idiosincrasia japonesa.

3ª sesión: PENSADORES,ESCUELAS,CORRIENTES

No solo las religiones o sistemas ideológicos dan forma a una sociedad, individuos concretos o un grupo de ellos pueden también –normalmente con los pies dentro de esas religiones o sistemas– jugar un papel importante. En esta sesión analizaremos a algunos pensadores, escuelas o corrientes de especial relevancia, como los kokugaku, la ideología bushidō, Fukuzawa Yukichi o la Escuela de Kioto, entre otros.

4ª sesión: : EL RESULTADO: PROTOCOLOS Y COMPORTAMIENTO JAPONÉS

Tras tres sesiones de repasar antecedentes y asentar bases, en esta última sesión repasaremos algunas costumbres y convenciones sociales habituales entre los japoneses, herederas de todo lo que hemos ido hablando hasta el momento.

Profesor

Jonathan López-vera, académico y divulgador casi a partes iguales.

Doctor en Historia Japonesa por la Universitat Pompeu Fabra (UPF), Máster en Historia del Mundo por esa misma universidad, graduado en Estudios de Asia Oriental por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Ha impartido clases en la Universitat de Barcelona (UB) y en la UPF, y ha dado conferencias o participado en congresos en España, Japón, Panamá, Cuba, Francia, o Rumanía. Es autor del libro Historia de los samuráis (Satori, 2016), publicado en inglés como A History of the Samurai (Tuttle, 2020), y de publicaciones en revistas como Historia National Geographic, Otaku Bunka o Muy Historia. Es autor de la web HistoriaJaponesa.com, en funcionamiento desde 2011, así como coeditor de la revista Asiadémica.

13/05/2020 – 03/06/2020
Miércoles 13 de mayo al 3 de junio de 18.00 h a 19.30 h
Inscripciones abiertas.
Online. 24 horas antes del acto las personas inscritas recibirán la información necesaria para acceder.
24 euros.
Casa Asia, con la colaboración de Espai Daruma